Proud to be Spanish, Proud to be a Physio… El orgullo de pertenencia en fisioterapia

El pasado lunes celebrábamos el Día de la Hispanidad. Un día en el que no solo se celebra la fiesta nacional dentro de nuestro país, sino que se celebran actos en conmemoración del mismo en todas las embajadas que nuestro país tiene a lo largo y ancho del mundo. Como todos los años se realizan actos institucionales, se celebran las fiestas patronales en Zaragoza (en honor a la Virgen del Pilar) y algún que otro idiota dice tonterías en voz alta (con la falta de credibilidad y el perjuicio a su marca personal que esas declaraciones llevan consigo…)

Por unas u otras razones, en nuestro querido país no está demasiado bien visto lo de sentirse patriótico e incluso hay a quien se le recrimina cierta tendencia política por el hecho de sacar la bandera española a la calle. Hemos tenido que esperar a que la mejor generación del deporte español empezase a ganar títulos por todo el mundo para que la gente pudiera colgar banderas en los balcones sin necesidad de connotaciones políticas; o para que nos empezásemos a a pasar Memes a través del Whatsapp con la patriótica frase de “Soy Español ¿a qué quieres que te gane?”… Continue reading

18 Till I Die – Shake your bones

El pasado lunes salí a correr (sí, me dedique un ratito a mí mismo, que me hacía falta…) y cuando llevaba apenas 10 min. de trote…¡zas! Pinchazo en el gemelo. A regañadientes conmigo mismo me giré sobre mí mismo y tomé el camino de vuelta a casa, acordándome todo el camino de la conversación sobre los deportistas ocasionales y sus lesiones que habíamos tenido apenas unos días antes en el encuentro de Hoy Streaming con Carlos Castaño y Enrique Sainz de Murieta.

Está claro que ya no tengo 20 años y que tengo que tener un poco más de cuidado a la hora de hacer deporte; tengo que estirar en condiciones, hacer un buen calentamiento y empezar de forma controlada mi actividad física cuando llevo tiempo sin hacer deporte de manera habitual (algo que desgraciadamente cada vez me pasa con más frecuencia). Pero empezar a hacerse mayor físicamente no implica envejecer de espíritu y por eso hoy he traído a nuestra sección “Shake your bones” el clásico “18 Till I die” de Bryan Adams. Continue reading