Como un niño con zapatos nuevos. Sherpas20

Muchos pintores dicen sobre sus cuadros que a veces necesita dejarlos “en barbecho” una temporada paras retomarlos más adelante y poder terminarlos a su gusto, tras reflexionar sobre las sensaciones que le produce contemplar la obra que aún no han acabado y tras oxigenarse con otros proyectos, de manera que les permita ver la obra con “otros ojos”.

A mi con esta entrada me ha pasado algo parecido… En parte porque se me ha complicado la agenda (por qué negarlo) pero en parte también porque necesitaba reflexionar sobre todo lo vivido durante la desconferencia sherpas20 del pasado 4 de Noviembre, me he dado unos días antes de terminar de escribir estas líneas para poder terminar esta entrada ahora que ya ha pasado un mes desde entonces.

Mi acreditación de sherpas20

Mi acreditación de sherpas20

Bien es cierto que muchos de los asistentes como Nuria, Jose Avila o Iñaki González ya han escrito sobre la desconferencia y sobre el proyecto, e incluso ha habido quien, como Luis Torija han comentado desde una perpectiva más personal. A mi me vais a permitir que os escriba desde esa misma perpectiva, porque creo que reflejar lo que sentimos y lo que vivimos en primera persona los exploradores y los sherpas el pasado 4 de Noviembre es lo que de verdad añade ese toque de valor y ese carácter multidisciplinar y colaborativo que se buscaba desde un principio. Antes de nada tengo que darle las gracias a Mónica Moro y a Raúl Ferrer por contar conmigo para formar parte de este proyecto, que me ha permitido conocer y desvirtualizar (que me gusta este palabro) a un montón de gente, todos relacionados con la salud2.0 y primeras espadas en sus respectivas disciplinas.

En el plano personal os diré que yo iba como un niño con zapatos nuevos, o al que los reyes magos le han traído ese juguete que llevaba pidiendo todo el año.

Muchos estaréis pensando que a estas atura del post aun no os he hablado del por qué de esa desconferencia y de qué va este proyecto de #Sherpas20 Creo que mejor que yo os lo pueden explicar los creadores del proyecto en su propia web Juntos contra el asilamiento digital, pero en resumidas cuentas el título ya es bastante explícito. Tras una cena de presentación el lunes por la noche en la que ya fuimos poniéndonos caras casi todos (e incluso nos dio para crear el hashtag alternativo #pelisconcherpa, que nos dio mucho juego), el martes tocaba trabajar ¡Y vaya que si trabajamos!

Algunas de nuestras #PelisConCherpa

Algunas de nuestras #PelisConCherpa

Nos llevaron a un garAJE. El sitio era en plan rollito oficina de StarUp en Sillicon Valley, pero en pleno centro de Madrid, con futbolín y todo (creo que esa es la versión española del tobogán de las oficinas de Google…) y nos pusieron a trabajar casi desde que llegamos pero con un planteamiento muy basado en la gamificación (no sabéis lo que ayuda eso a pasar una maratoniana jornada de trabajo en un plis plas, y lo mejor de todo, cumpliendo con la tarea que te han encomendado). Durante el día pasamos por tres grupos de trabajos diferentes lo que nos obligó a compartir alguna de las dinámicas de grupo con prácticamente todos los asistentes a la desconferencia. Algunas conclusiones estaban claras, otras quizás no tanto (y ahí está la madre del cordero…).

Está claro, y parece que hay bastante consenso alrededor de esta cuestión, que entre las farmacéuticas (que son las que pueden en los tiempos que corren permitirse este tipo de proyectos) los señores de Menarini son los únicos que han comprendido que los nuevos canales de comunicación 2.0 no son solamente eso, canales nuevos en los que hay que estar, sino que suponen un cambio de paradigma en la forma de comunicarse en el que el usuario (ya sea profesional o paciente) está al mismo nivel que el emisor. Y no sólo eso, probablemente el usuario sea capaz de hablarnos de tú a tú y en nuestro mismo idioma (pero para eso tenemos que saber escuchar lo que nos dice).

Por eso uno de los puntos fuertes de este proyecto es que se ha contado con una representación todos los actores que entran en acción en el campo de la salud (enfermeras, fisioterapeutas, pacientes, médicos, sociedades científicas, medios de comunicación, gestores…) Incluso había un grupo mixto, como en el congreso (chiste malo)

Sé que hubo quien se quejó porque nuestra cobertura de la desconferencia vía Twitter a través del hastag #Sherpas20 quizás no fue la que esperaban. Con respecto a esto sólo puedo decir que la intensidad de trabajo fue tan elevada que a mí me fue imposible tuitear como suelo hacer en congresos y jornadas a las que asisto como oyente. Estábamos todos tan metidos en la tarea y en las dinámicas de grupo que quizás no supimos trasmitir en ese momento todo lo que estaba ocurriendo en esos grupos de trabajo.

Por el contrario sí creo que de aquel garaje salió un grupo unido de personas que teníamos claras cosas importantes con respecto a las estrategias para posibilitar el cierre de la brecha digital y que quedaran perfectamente plasmadas en el documento que próximamente verá la luz.

Como cosas buenas, de #sherpas20 me llevé muchas:

• Conocer personalmente a gente admirada del 2.0 y a la que seguía desde hacía tiempo como Miguel Angel Mañez, Mónica Moro, Serafín y Antonio de “La Factoría Cuidando”, Frederic de Doctoralia, Fran Sánchez… Que son primeras figuras de la salud2.0

• Desvirtualizar también a otros a los que no conocía pero que han sido grandes descubrimientos como Rafa Pardo, el equipo de Planner Media, y otros muchos que se me quedan en el tintero.

• Descrubrir que el proyecto que nace con esta desconferencia tendrá continuidad en el tiempo y que tiene unos objetivos claros y alcanzables

También hubo algunas cosas que creo que habría que replantearse a futuro

• Eché en falta un grupo de “escépticos del 2.0” aportando su opinión. Aunque su inclusión en la desconferencia podría haber lastrado el desarrollo de la misma, creo que hubiera servido también para ponernos “los pies en el suelo” con respecto a la realidad que vivimos en lo relativo a este tema.

• Como le escuché reflexionar a Jose Avila en uno de las conversaiones que mantuvimos, no podemos pretender mostrar las virtudes del 2.0 si no somos capaz de enseñarlas desde el 1.0 Esto es algo tremendamente complejo, pero en donde radica, en mi modesta opinión gran parte de la culpa del establecimiento de la brecha digital

Pues esto es lo que dio de sí la desconferencia #sherpas20 del pasado 4 de Noviembre organizada por Menarini. Pero lo más importantes es… ¡que el camino hacia la cumbre no ha hecho más que empezar!

3 thoughts on “Como un niño con zapatos nuevos. Sherpas20

  1. Pingback: Proyecto #Sherpas20: contra el aislamiento digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *