Congreso de Fisioterapia y dolor: Despertando al gigante dormido

Escribo estas líneas en el AVE camino de Málaga después de haber asistido al 4º Congreso internacional de fisioterapia y dolor organizado por la sociedad española de fisioterapia y dolor (SEFID) conjuntamente con el colegio profesional de fisioterapeutas de Castilla y León.

Lo bueno de tener horas de tren es que uno puede reflexionar y escribir tranquilamente siempre y cuando no te toque algún pasajero coñazo al lado (que haberlos áhylos, aunque afortunadamente hoy no toca). Así que aprovecho para dejar anotadas mis impresiones sobre este congreso que ha sido todo un éxito tanto de participación como a nivel organizativo. 

Para los que no hayáis estado al tanto del congreso os aconsejo pasaros a revisar el hashtag #dolorva, porque ha dado mucho de si estos casi 3 días de congreso.

Desde el punto de vista científico el programa de ponencias prometía y no defraudó en absoluto. Mucha calidad en todos los ponentes, tanto nacionales como internacionales siguiendo en la línea del anterior congreso de Sevilla. Pero si había un nombre propio entre los ponentes ese era el de David Butler. El australiano era el indiscutible cabeza de cartel del congreso y la verdad es que no defraudó en absoluto. De hecho la repentina enfermedad de Sarah Wilson (que no pudo acudir al congreso) nos deparó un regalo inesperado con una segunda ponencia a cargo de Butler sobre “metáforas en la comunicación con el paciente”… simple y llanamente espectacular. Una de esas ponencias que todo sanitario debería ver.

Además del ya mencionado Butler, las ponencias de Candy Mc Caine y Cormac Ryan sobre el abordaje del síndrome del dolor regional complejo (SDRC) y la de Kevin Vowles sobre la aceptación del dolor crónico me parecieron de lo más destacable. En el lado nacional me quedo con las intervenciones de Daniel Muñoz y de Julio Gómez Soriano, que pese a su juventud han dejado claro su potencial como investigadores, dejando patentes los resultados de sus respectivos campos de investigación (Activad física en dolor crónico y dolor en el lesionado medular). Estad atentos s estos dos chicos porque van a dar que hablar en un futuro no muy lejano (dicho queda…).

Volviendo a la ponencia que nos regaló Butler en el segundo día de congreso sobre las metáforas quiero hacer una mención especial a los traductores simultáneos porque hicieron un trabajo espectacular. Realizar la traducción simultánea de una ponencia sobre “metáforas” sin que te hayan dado el material por adelantado es para nota (chapó a la organización del congreso en ese aspecto).

Otra de las cosas importantes con las que me quedo de este congreso; cada vez hay mayor evidencia de que el tratamiento farmacológico es poco efectivo a medio- largo plazo en relación al dolor crónico y sin embargo, la fisioterapia, que tan buenos resultados está mostrando sigue relegada a la última opción terapéutica, Decididamente esto es para darle una vueltecita al tema. Señores gestores sanitarios, a ver si se enteran de una vez que el tratamiento de fisioterapia es muy eficaz en términos de coste-beneficio… (Cuña publicitaria por si algún gestor sanitario nos lee).

No quiero olvidarme de dedicar unas líneas a felicitar a toda la organización del congreso, porque todo ha salido rodado y por apostar por un modelo de congreso fresco y joven, en el que todos hemos disfrutado y aprendido mucho. Y como se de primera mano lo mucho que cuesta organizar un evento de este tipo, mi agradecimiento es mayor si cabe. Agradecer especialmente a Miguel Ángel Galán, por contar conmigo para moderar una de las mesas del congreso y a toda la junta de gobierno del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Castilla y León encabezada por su presidente Jose Luis Morencia, por habernos hecho sentir como en casa

Recuerdo cuando escuche a Rafa Torres hablar por primera vez del concepto “hands off” allá por 2011 en el Congreso Internacional de Investigación celebrado en Sevilla. No lo negaré, he de reconocer que pensé “a este tío se le ha ido esto de las manos y se está metiendo a jugar a Psicólogo barato”. Casi un año más tarde Carlos Castaño, en un foro de Linkedin en el que debatíamos sobre los nuevos paradigmas de la fisioterapia y tras un comentario mío en ese mismo sentido, me espetó un “si piensas que el abordaje Hands off es jugar a ser psicologo es que no tienes ni puta idea de que va esto”… Ahora, casi 5 años más tarde tengo que darle toda la razón. Definitivamente no tenía ni idea de que iba la película.

Ha sido un camino de aprendizaje, de entender que la palabra también es una acción terapéutica sobre nuestros pacientes, que cada juicio de valor que hacemos al paciente sobre su patología es una intervención en sí misma (como le pasa al resto de profesionales sanitarios) y que mientras más crónico y complejo es el paciente, más importancia adquiere la parte Social del concepto “bio-psico-social”.

Decía Rafa Torres en su alocución final del congreso que la fisioterapia es el gigante dormido en el campo del dolor crónico. Bien es cierto que aún hace falta mucha formación sobre el tema, pero durante este congreso ha quedado patente que la fisioterapia tiene mucho que decir y que en el momento que empecemos a ser conscientes de nuestro potencial (y en momento en el los gestores y políticos lo sean también) pueden cambiar muchas cosas.

Termino este post ya tranquilo en casa y tras ruminar varios días lo que empecé a escribir el domingo en el AVE. Con la convicción de que estamos en el camino correcto, pero de que no debemos acomodarnos, pues retarnos constantemente a mejorar lo hecho hasta ahora redundará en una mejora de nuestra profesión y por supuesto, en una mejora de la atención que le prestamos a nuestros pacientes.

5 thoughts on “Congreso de Fisioterapia y dolor: Despertando al gigante dormido

  1. Un congreso magnífico, por todo lo que me ha aportado tanto a nivel profesional como a nivel personal. Soy una recién llegada como quien dice al abordaje “hands off” y cada día agradezco a los compañeros que en foros, grupos de Facebook y Twitter compartían mensajes a información haciéndome ver que no sólo no sabía abordar el dolor sino que además con mis palabras y acciones podía estar cronificando a los pacientes. ¡Qué duro me pareció al principio leer algunos de esos mensajes y ver mis creencias puestas a prueba!. Qué duro pero qué útil. Lo veo ahora.
    Entendí que no sabía abordar el dolor correctamente y pensé que como fisioterapeuta esto no tiene excusa… Así que busqué y encontré formación al respecto. Rafa Torres es la persona que me está introduciendo en este mundo en el que primero debo poner en duda mis “verdades” como fisioterapeuta. Aceptar que en muchas cosas lo estaba haciendo fatal… y querer ponerle remedio. En ello ando. Un camino en el que a veces me digo “qué difícil es esto! Seré capaz?”. El congreso ha servido para cargarme de ganas; para plantearme tantas cosas… Tanto como fisioterapeuta y como persona que podría sufrir dolor crónico… Porque todos somos susceptibles de desarrollar dolor crónico. Sí.
    A parte de esto todo lo que me ha aportado a nivel personal, encontrando a compañeros que hacía años que no veía; conociendo en persona a otros a los que tengo un gran aprecio desde hace muchísimos años; desvirtualizado a muchos otros.
    Emocionante.

  2. Gracias por tu reflexión Pablo y darnos un “comprimido” de tus sensaciones y conclusiones de este congreso; totalmente en consonancia con tu apreciación. Y con la de Rafa Torres respecto a que estamos infrautilizados en el dolor crónico; tengo en ocasiones la sensación de que la Fisioterapia avanza y mejora pero a espaldas de otros profesionales sanitarios que ni se imaginan o esperan nuestro nivel de conocimiento y el nivel de efectividad de nuestras intervenciones.
    Creo que debemos expandir nuestras ideas al resto de compañeros sanitarios ya que lo tenemos como asignatura pendiente. Mi enhorabuena a todos los que han hecho posible este Congreso y el haghstag #dolorva

  3. Hola Pablo,

    Muy buena forma de describir la manera en la que más de 2 hemos vivido el cambio de la Fisioterapia que estudiamos a la Fisioterapia a la que vamos (y algunos estamos). Me he sentido muy identificado, yo soy uno de esos que pensó que “hands-off” era sinónimo de mal fisio y fíjate dónde me veo ahora.

    Un abrazo y gracias por compartir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *