El mensaje termina calando… Construyendo mi marca personal.

Tras una cuantas semanas de abandono del blog por cuestiones profesionales (el 2015 ha comenzado muy fuerte y hay que saber dosificarse) volvemos a la carga con una reflexión sobre la marca personal a nivel digital.

¿cual es la imágen que quieres trasmitir a través de las redes sociales?

¿cual es la imágen que quieres trasmitir a través de las redes sociales?

Los que me conocen en profundidad saben que no suelo hacer las cosas a lo loco ni sin un plan predeterminado (o por lo menos eso intento). Cada proyecto que me planteo suele tener algunas hora de reflexión en el nivel embrionario del mismo, tratando de prever los problemas de que se pueden presentar durante su ejecución para evitarlos o minimizarlos en la medida de los posible. En los últimos 10 años además pasan por el filtro de mi mujer, lo que suele aportar un punto más de templanza y normalmente algún enfoque que yo no habría sido capaz de darle en origen.

Con las redes sociales me pasa lo mismo. No suelo tuitear, ni postear en facebook, ni implementar nada en mi perfil de LinkedIn sin un objetivo concreto (aunque de vez en cuando me permita algunas pequeñas concesiones a nivel personal).

Por eso la construcción de mi marca personal a nivel digital (huella digital como algunos la llaman) no iba a ser menos y desde que me empecé a interesar por los entornos digitales relacionados con mi actividad profesional he tratado de planificar, aunque fuera en líneas generales, las acciones que iba realizando, siempre con objetivos a corto, medio y largo plazo. Cada vez que actúo o interactúo en alguna red social trato de calcular el impacto que voy a generar, el interés que voy a despertar y los réditos que esa acción puede darme (RTs, menciones, likes..).

Durante una época pensé que me equivocaba en algunas acciones que realizaba (tuis que no tenían el impacto deseado, posts en FB con pocos likes o sin comentarios…) A lo largo del tiempo me he dado cuenta de que estaba equivocado cuando trataba de conseguir resultados inmediatos medibles con una monitorización cuantitativa en SocialMedia. Me di cuenta de ello, entre otras cosas porque cuando me encontraba con amigos a los que hacía tiempo que no veía, o con compañeros del hospital en el ascensor, me hablaban un montón de cosas que yo había estado haciendo y que no les había contado (está claro que me las habían leído en la redes sociales). Parece que el mensaje iba calando poco a poco entre mis contactos y seguidores…

Cuando uno trata de construir una marca personal tiene que plantearse que el aspecto cualitativo es fundamental pero mucho menos inmediato en su efecto que la parte meramente cuantitativa. En las redes sociales hay mucho “voyeur” que lee, procesa información, se forma su propia opinión sobre la que ha leído, pero no interactúa. ¿qué significa esto? Pues que de alguna forma podemos generar impacto sobre nuestro publico objetivos (amigos, contactos, colegas profesionales, pacientes, clientes…) si sabemos lanzar el mensaje adecuado y tener un poco de paciencia. Soy de los que piensa que en el mundo digital “eres lo que escribes”, o por lo menos esa es la imagen que los demás va a tener de ti.

Siempre he mostrado un cierto recelo por el hecho de mostar mi “intimidad” o mi “imagen” a través de internet, pero con el tiempo me he hecho a la idea de que los gigantes de internet (y desde que la geolocalización se ha normalizado en todo tipo de dispositivos y aplicaciones mucho más) nos tienen bastante controlados. Por lo tanto, si Google va a tener imágenes e información mía ¿por qué no elegir qué tipo de información quiero que predomine en lo referente a mi persona a nivel digital?

Conclusión; si no queréis perder el control sobre vuestra una marca personal a nivel digital no está demás que de vez en cuando os paréis y dediquéis un ratito de reflexión a valorar si lo que estáis compartiendo a través de las redes sociales es aquello por lo que queréis que os identifiquen.

 

2 thoughts on “El mensaje termina calando… Construyendo mi marca personal.

  1. Muy buena reflexión, Pablo. Como dices, hay muchos que leen pero no comentan, escriben o comparten en las redes sociales. Es decir, a veces tenemos más impacto del que pensábamos con lo que escribimos o compartimos por Internet, pero puede que haya lectores que no dan ese paso. La marca personal, o huella digital, se trabaja poco a poco, con cada comentario, cada like, cada RT… No somos dueños de lo que los usuarios puedan comentar, compartir o preferir, pero sí somos dueños de lo que nosotros compartimos y contamos, poco a poco, para ir dejando huella.

  2. Pingback: Sobresaliente “Cum Laude”… Profesional - Marketing de Camilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *