Faint – Linking Park- Shake Your Bones

Hoy la cosa va de canción protesta, pero que nadie se alarme, que no volvemos a la época de la transición, sino que nos quedamos con el grupo californiano Linking Park, aunque bien podríamos haberlo hecho con alguno de los grupos españoles que han escrito canciones sobre la situación política de nuestro país en los últimos años.

Creo que pocas veces me había encontrado una letra de canción que se ajustase tanto a una realidad concreta como me pasó el otro día escuchando Faint de Linking Park y pensando en la situación que vivimos en la sanidad pública actualmente en nuestro país.

En una época en que los profesionales vivimos asfixiados por la tremenda presión asistencial frente a un irrisorio aumento de plazas para profesionales, en la que algunos incluso ceden al famoso síndrome del burnout tras sufrir auténticos ataques de ansiedad en el trabajo… En unos tiempos en los que la incertidumbre sobre qué pasara mañana (precariedad laboral, listas de espera en aumento, importante descenso de la calidad en el trabajo) se mantiene más allá de lo que pudiera ser comprensible tras la horrible crisis global que hemos sufrido… Quizás sea el momento de parase y decir “¡basta!”.

Por otro lado los pacientes ven como el número de camas se reduce, los tiempos para su intervención quirúrgica o el inicio de su tratamiento se alargan y solo reciben excusas por parte de los gestores sanitarios, tratando de echar la culpa al siguiente eslabón de la cadena (¿y qué pasa cuando llegamos al final de la cadena? ¿A quién se le echan las culpas entonces?)

Incluso desde el mundo universitario o desde colectivos con gran experiencia en la sanidad pública se hacen claros llamamientos a los dirigentes políticos para hacer apuestas de futuro con planes a medio y largo plazo que garanticen salidas profesionales en la sanidad pública para los nuevos profesionales que se incorporarán al mercado laboral en los próximos años (claro ejemplo de ello es el movimiento “Fisioterapia SI” y el hashtag #SASNoNosQuieres que ha dado mucho que hablar en los últimos meses)

Algo así es lo que viene a decir esta canción de Linking Park que trata sobre el ser ignorado por todo el mundo (¿gobierno?¿gestores?¿quién toma las decisiones?) y de cómo hacerse oír y ser tenido en cuenta.

Para los que no los conozcáis, Linking Park es un grupo de Rock alternativo con canciones muy potentes en los que combina el rock con el rap y la música electrónica (una propuesta muy innovadora para la segunda mitad de los 90 en la que empezaron a tocar)

La sensación de que te dan la espalda cuando tienes problemas es algo muy desagradable (So I let go, watching you, turn your back like you always do) , o peor, la sensación de que ni siquiera te tomen en serio (But it’s like no matter what I do, I can’t convince you, to just believe this is real), porque te hace sentir como un auténtico idiota.

Pero claro, la paciencia de todo aquel que se siente oprimido tiene un límite, y pasado ese punto de inflexión las excusas ya valen de poco (Hear me out now, You’re gonna listen to me, like it or not, Right now) porque es tanto lo que se ha vivido que se necesitan soluciones inmediatas (cosa que es harto complicada cuando hablamos de sanidad pública).

Los chicos de Linking Park lo expresan muy bien en su estribillo (I can’t feel the way I did before, Don’t turn your back on me, I won’t be ignored), ¿será que el sistema que hemos conocido no volverá nunca a ser el que era?¿irá nuestra sanidad pública inexorablemente camino de su destrucción tal y como la hemos conocido en los últimos 20 años? Sea como fuere, la realidad es que todos los actores del sistema (tanto profesionales como pacientes) hemos de hacernos oír y exigir de los gestores unas mínimas garantías de calidad.

Por cierto, por si alguien está pensando que esto es un post muy local tratando de sacarle las vergüenzas al gobierno de mi comunidad autónoma… nada más lejos de la realidad, ya que desgraciadamente la situación es bastante similar en toda España (creo que este post de Monica Lalanda es bastante ilustrativo al respecto).

Siempre he dicho que hacen falta gestores que conozcan “las trincheras” de primera mano porque si no, el que toma las decisiones en su despacho difícilmente podrá responder a las necesidades clínicas que demandan, tanto los pacientes como profesionales que trabajamos en el sistema. Como consecuencia de esto andamos todos perdidos e inseguros en nuestra labor diaria, preguntándonos muchas veces si tiene sentido todo lo que hacemos a diario (I am a little bit insecure, a little unconfident, ‘Cause you don’t understand, I do what I can, but sometimes I don’t make sense) Lo que yo os diga, los de Linking Park clavan la letra…

Todos estos ingredientes son el caldo de cultivo perfecto para populismos y recetas que prometen maravillas y utopías inalcanzables sin sustento macroeconómico ninguno.

Llegados a este punto quizás sea el momento de que profesionales de la salud y pacientes nos plantemos ante la injusta situación que de forma mantenida llevamos viviendo en nuestra sanidad pública. Quizás sea el momento de exigir una gestión mucho más despolitizada y con objetivos reales y alcanzables a corto, medio y largo plazo y no una gestión a golpe de titular de periódico para el día siguiente.

Hay otros muchos aspectos que me parecen interesantes de esta canción de Linking Park, como que el vídeo esté rodado casi íntegramente a contraluz (¿vivimos una época de sombras en la sanidad pública?) o que se grabó en mitad de una gira de Linking Park (¿como las giras que hacen los profesionales sanitarios con contratos precarios de un centro a otro?)… y así podría estar un buen rato escribiendo cosas, pero no quiero aburriros…

Una de las cosas más curiosas de esta canción es que el título “Faint” (traducido como débil o desmayo) ni siquiera aparece en la letra de la canción y en principio, según Mike Shinoda (uno de los vocalistas de Linking Park) solo era un título con el que trabajar mientras componían la canción. Pero hasta esto tiene sentido aquí… no sé si por la de pacientes que han podido desmayarse en unas urgencias saturadas y escasas de personal o por la fragilidad y debilidad de nuestro sistema público de salud. Cada uno que lo interprete como quiera…

Y después de esta pataleo bloguero solo me queda deciros que disfrutéis de la canción y… ¡A mover el esqueleto!

PD: Para los que os gusten las versiones y las mezclas (algo que le gusta mucho hacer a los chicos de Linking Park), buceando un poco me he encontrado con esta remezcla del Psychosocial de Slipknot y Fain de Linking Park…. ¿os imaginais a los muchachotes de Slipknot entrando al despacho de algún que otro gestor a pedirles explicaciones sobre la lista de espera?

😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *