Networking y Congresos en Fisioterapia y Salud

Hace ya algún tiempo que quería hacer una entrada en la que abordar el tema del networking y la celebración la semana pasada del III Congreso Internacional de Fisioterapia y Dolor, me parece una excusa inmejorable para abordar el tema.

Pero empecemos por el principio…¿que es el networking y para qué me sirve a mí como fisioterapeuta? Os propongo una definición de Networking que le leí a Mark Gibson, actualmente el director nacional de BNI en España, una de la organizaciones de networking más importantes del mundo: “El networking se define como una forma de ampliar nuestra red de contactos y detectar potenciales clientes o colaboradores, y posteriormente crear un plan de acción para beneficiar a ambas partes”. Es decir estamos hablando de establecer relaciones simbióticas, generalmente con otros profesionales en las que ambas partes vamos a salir beneficiados ¿y que mejor sitio que unas jornadas científicas o un congreso para llevar esto a cabo?

Auditorio Congreso

Aspecto del auditorio donde se celebró el congreso

Se que durante esta semana han sido muchos los blogueros participantes en el congreso que han escrito largo y tendido sobre lo que este ha dado de sí desde el punto de vista científico, de los aciertos y los fallos del mismo… y yo no me voy a repetir, que bastante bien lo han hecho ellos. Así que en este caso particular, voy a hacer mía la mítica frase del Goyo Jimenez y… “no lo digo, lo hago”, es decir, voy a contaros mi experiencia en este congreso, pero desde el punto de vista del networking.

Un evento de estas características es el sitio ideal para “desvirtualizar” (bonita palabreja) a muchas personas a las que tienes localizadas a través de las redes sociales y que sabes que están interesadas en los mismos temas que tú. Es el lugar ideal para para cambiar su “foto” por su “cara real”, el momento de pasar del 2.0 a 0.0. Pero no solo entre los participantes, también es el momento de echarle un poco de cara al asunto y acercarse a los ponentes, preguntarles, daros a conocer y, si encarta y se da la oportunidad, mostrar vuestros intereses y los proyectos en los que estáis involucrados (que vosotros también valéis, y mucho, no lo dudéis). Además, si os atrevéis a abordarlos os daréis cuenta de que en la mayoría de los casos los ponentes son personas de carne y hueso, que se van a interesar por lo que hacéis y a los que vosotros también les podéis aportar cosas interesantes (lo que os decía antes, hay que quererse un poco).

Revisando material para preparar este post he dado con esta graciosa entrada de Beatriz López con el que estoy seguro que más de uno se podrá sentir identificado y que deja bien a las claras el por qué muchas veces no se aprovechan este tipo de eventos (vergüenza, falta de confianza en uno mismo…) ¡Animo Bea, que lo estás haciendo muy bien! (seguro que dentro de unas pocas jornadas serán los demás los que quieran “desvirtualizarte” a tí)

En mi caso concreto, al ser el responsable de comunicación de uno de los entes organizadores del congreso, me tocó enfundarme mi traje de “rana Gustavo” y ponerme, alcachofa en mano, a entrevistar a casi todos los ponentes. Eso me dio la oportunidad de hablar con ellos, preguntarles por su opinión sobre distintos asuntos y disfrutar de una agradable conversación con primeras espadas mundiales en el abordaje del dolor en el tratamiento del paciente. Charlar largo y tendido con Mark Bishop y no solo sobre fisioterapia, da para mucho, como por ejemplo enterarse que en Florida también se utiliza el término “spanglish” para referirse a los americanos que chapurrean español por la incidencia de los cubanos en esas tierras. También pude hablar largo y tendido con Elisa Carlino de los problemas que tienen los investigadores italianos para acceder a becas de investigación (está claro que no solo en España la I+D+I pasa por malos momentos), además por supuesto del efecto placebo, tema que domina de una manera asombrosa. También tuve la oportunidad de entrevistar a viejos conocidos como Eduardo Fondevila o de charlar con antiguos profesores como Eduardo Zamorano y Susana García

ENtrevistas congreso de fisioterapia y dolor

Aquí estoy entrevistando a Neill O´Connel (izda) Eduardo Fondevila (derecha) y a Jeroen De Jong (abajo)

En otro ámbito, fue un placer desvirtualizar a fisios blogueros y tuiteros a los que ya seguía desde hace algún tiempo como Luis Torija o Pablo Cao Abad; ponerles cara y poder charlar una rato con ellos. Como revelación tuitera del congreso tuve el placer de conocer a la anestesista Maria Teresa Leiva, que aportó mucho material científico a la narración vía Twitter del congreso (es cierto que a veces más vale la calidad que la cantidad en los tuits, y os aseguro que ella subió mucho la calidad científica de #Sefid14Sev).

Fotos con tuiteros y blogueros

Desvitualizando a desconocidos como Luis Torija y Mª Teresa Leiva y saludando a viejos conocidos como Nacho Fabiani y Lorenzo Rodriguez

Para el anecdotario quedará entre otras muchas cosas, cómo me puse por equivocación (cogí la suya en vez de la mía que estaba al lado) la chaqueta a Jeroen De Jong y estuve haciendo entrevistas con ella puesta cerca de media hora sin darme cuenta, hasta que sutilmente se me acercó y me dijo “Do you like my Jacket?” (momento de “tierra trágame”). También quedará para el recuerdo como tuvimos que explicarle a los periodistas que vinieron a cubrir el evento que la conferencia de Eduardo Fondevila iba sobre la falacia mereológica y no “meteorológica“ (ya me los imagino montando el corte para los informativos con imágenes del hombre del tiempo). En fin, las prisas del directo…

Todo esto que os cuento a modo de historietas del abuelo cebolleta no son más que ejemplos de como creo que hay que aprovechar las oportunidades para ampliar nuestra red de contactos, para mostrar el resto de profesionales lo que valemos, o simplemente para ver qué es lo que el resto de profesionales nos puede aportar a nosotros (que no es poco).

Para los que estáis pensando que yo lo he tenido muy fácil porque estaba dentro de la organización del congreso os diré lo siguiente: el primer congreso importante al que asistí (3º Congreso Europeo de Traumatologia Deportiva) fue en abril de 2004. Desde entonces ya ha llovido mucho y he pasado por innumerables congresos, jornadas, y demás eventos científicos. No estaría donde estoy ahora si no hubiera practicado un poquito de networking en cada uno de ellos y no me hubiera esforzado luego por mantener el contacto con los profesionales que he ido conociendo por el camino. Se trata de sembrar, porque algún día, cuando menos te lo esperes, verás que obtienes resultados de esa inversión.

 

Mosaico con Bishop

Con Mark Bishop y Esperanza Pérez (arriba) y las ponencias de Bishop (izda.) y De Jong (derecha)

No tiene sentido ninguno ir a este tipo de eventos de la mano de nuestro amigo/compañero/grupito (llámalo como te dé la gana) y volverse sin haber hecho los deberes en lo relativo al tema del networking, porque en ese caso habrás perdido una maravillosa oportunidad para conocer y darte a conocer en el terreno profesional (de trabajar tu marca personal); para enterarte de qué es lo que el resto de profesionales te pueden ofrecer.

Si eres de los que no has hecho los deberes, no te preocupes porque en menos de 1 semana tienes las jornadas clínicas de Fisioterapia Sin Red en las que tendrás otra maravillosa oportunidad para practicar el networking en fisioterapia ¡Nos vemos en el #1NFSR!

5 thoughts on “Networking y Congresos en Fisioterapia y Salud

  1. Muy buena entrada, Pablo. Sin duda el networking es de lo mejor que se puede hacer en este tipo de actos. Está muy bien informarse y llevarse unos buenos apuntes y lo más destacado de las ponencias, pero conocer a otros profesionales, compartir, opinar… Es una muy buena forma de colaborar y tal vez dar el inicio a futuros proyectos. Por eso el 2.0 va a seguir necesitando siempre el 0.0, vamos, el verse en persona, charlar y compartir información e ideas.

    Saludos, y a seguir con los buenos contenidos del blog 🙂

  2. ¡Hola Pablo! En primer lugar, muchas gracias por la mención en tu entrada, es todo un honor servir de ejemplo en un blog que, a pesar de ser tan joven (mira quién fue a hablar jajajaja), ya demuestra mucha calidad.

    Al principio pensaba que todos los blogs sobre fisioterapia eran más o menos iguales, centrados en hablar de clínica, de artículos científicos y de pros y contras de abordajes terapéuticos (¡que no es poco!). Pero cuanto más amplío mi red de contactos en Twitter, más me doy cuenta de lo equivocada que estaba. La fisioterapia 2.0 es mucho más que eso, y hay estupendos ejemplos por todas partes; lo bueno de que todos seamos diferentes es que imprimimos nuestro sello a la forma de ver la fisioterapia, y planteamos a los demás perspectivas que no se nos hubieran ocurrido.

    En el caso de tu blog abordas una de esas perspectivas que no se nos debe olvidar: la marca personal. Y es que por muy bueno que seas, si no sabes venderte…La llevas clara. Creo que más o menos tengo claro cuál quiero que sea mi marca (dentro de que todavía tengo que formarme mucho más, puesto que soy una “recién horneada”), pero es cierto que tengo mucho que pulir en cuanto al networking. Como tú bien dices, estar segura de que tengo cosas que ofrecer y mostrarlo sin miedo a otros compañeros; solo por lo que se aprende del diálogo con otros fisios, tengan más o menos recorrido, ya es una gran ganancia. ¡Anda que no he aprendido cosas en los días en torno al Congreso!

    Bueno, el resumen de todo esto es que me gusta mucho que abordes un tema tan necesario en una profesión como la nuestra, en la que hay tanta competencia, y que nos proporciones herramientas a las pequeñas amebas que estamos iniciando nuestra evolución. Muchas gracias y ¡nos seguimos leyendo!

  3. Pingback: De #Colfisio2.0 a #Endima14

  4. Pingback: No Scrubs - Shake Your Bones - Networking

  5. Pingback: Sé lo que hicisteis en #MFLColfisio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *