¿Por qué los fisioterapeutas tenemos que estar en Internet? (o el curioso caso de los “Doctoralia Awards”)

¿Por qué es necesario que los fisioterapeutas estemos en Internet? Hoy vamos a intentar responder a esa pregunta a través de un caso que vivimos hace unas cuantas semanas como hilo conductor…

Hace ya varios meses que se fallaron los Doctoralia Awards 2016, premio que reconoce a los mejores especialistas sanitarios en sus distintas especialidades, según la reconocida web de búsqueda y recomendación de profesiones sanitarios. En el caso concreto de la fisioterapia el alboroto vino cuando a principios de Diciembre, el 2º clasificado en la especialidad de Fisioterapia concede una entrevista a un conocido periódico y se despacha a gusto contando una retahíla de barbaridades sobre cómo es su abordaje de la fisioterapia.

Los compis de “La otra fisioterapia” ya se encargaron de despacharse a gusto con el susodicho, así que no voy a meter más aun el dedo en la llaga más que como inicio de mis reflexiones sobre la pregunta que planteo en este post.

Analicemos el asunto… ¿falla el sistema de elección de Doctoria Awards? Probablemente no (entre otras cosas porque para eso es una empresa privada y ponen el sistema que a ellos les dé la gana). Recordemos que esta web funciona con un sistema de recomendaciones (de los pacientes fundamentalmente) y a título informativo os puedo decir, tras consultar fuentes autorizadas, que la recomendación de otros profesionales tiene un peso que no va más allá del 30% aprox. en la elección de estos premios.

¿Fallan entonces los periodistas que publican una entrevista con semejantes barbaridades? Probado queda que muy bien no han hecho sus deberes, la verdad sea dicha (no parece que detrás de esa entrevista haya ningún tipo de documentación para contrastar lo que se afirma en ella). Si bien es cierto que el periodista puede decir que lo único que está haciendo es reproducir lo que este señor afirma… (¿otro que se libra de las culpas?)

¿Fallan entonces los pacientes? Siempre podemos hacer como el famoso grupo Siniestro Total y decir aquello de…”tranqui colega, la sociedad es a culpable”. Total, siempre nos quedará un político, un canal de televisión o la incultura general como “cajón desastre” a la hora de repartir culpas de las cosas que no nos gustan.

No nos engañemos, en mi opinión los que fallamos somos nosotros, los fisioterapeutas porque no estamos en internet como deberíamos estar. Me explico:

Hoy día todo el mundo mira internet (entendiendo por internet la información que sacamos tanto de web, como de blogs como a través de las RRSS). Cualquier consulta que queramos hacer sobre cualquier tema la realizamos a través de internet. Por lo tanto ¿no será nuestra obligación como profesionales aportar información de calidad sobre la fisioterapia para que esté al alcance de cualquier usuario que la busque?. Basta leer las conclusiones del informe de la Asociación de Investigadores en Esalud sobre “La información de salud en internet” presentado ayer en Madrid para ver que no voy muy desencaminado.

En internet hay mucha información (demasiada) y por lo tanto mucha infoxicación. Es por tanto nuestra obligación discernir las información fiable de la que no lo es y ayudar al paciente en ese proceso de filtro (ya hemos hablado anteriormente en este blog  del proceso de content curation).

Quizás una de las cosas que fallan son los controles. Os puedo decir por experiencia propia y en mi faceta de miembro de la Junta de Gobierno de un colegio profesional, que es muy desagradable tener que abrirle un expediente a un compañero, pero por respeto a la profesión sería interesante que alguien se repasase los puntos 6, 11, 24, 41, 46 del código deontológico del colegio profesional al que este señor pertenece… (así como sugerencia).

Si todos, o por lo menos la gran mayoría de los fisioterapeutas, aportásemos información de calidad sobre nuestra profesión a través de internet el paciente y cualquier actor del campo de la salud que realizase una búsqueda en internet encontraría esa información de calidad. Es una cuestión deontológica. Es nuestra obligación como profesionales.

Soy consciente de que en nuestra profesión hay distintas sensibilidades a la hora del abordaje clínico del paciente, pero creo que también todos estamos de acuerdo en que a día de hoy nuestra profesión debe caminar por la senda de la práctica clínica basada en la evidencia (son las reglas del juego si queremos que el resto de os actores sanitarios nos tomen en serio). Y nos guste o no, internet se ha convertido en una pieza clave en la transmisión del conocimiento, a todos los niveles y entre todos los actores. Por lo tanto queridos compañeros, es la hora de que aportéis valor, cada uno en la medida de vuestras posibilidades difundiendo información veraz y de calidad a través de internet y las redes sociales para el bien de nuestra profesión.

4 thoughts on “¿Por qué los fisioterapeutas tenemos que estar en Internet? (o el curioso caso de los “Doctoralia Awards”)

  1. No puedo estar más de acuerdo Pablo! Somos los principales culpables de la visión que se pueda tener de nuestra profesión, y en nuestra mano está construir calidad en lugar de criticar mediocridad

    • Gracias por tus palabras Alfonso, me alegro de que coincidas con mi visión.
      Se trata de hacer una crítica constructiva a la situación y de que entre todos la mejoremos. Ahora sólo nos falta conseguir que estas acciones sean llevadas a cabo por muchos compañeros y que inundemos Internet de información fiable y de calidad sobre las posibilidades que ofrece la fisioterapia.

  2. Felicidades por poner sentido común: En Doctoralia si de algo somos culpables es de premiar la relación paciente-profesional manifestada públicamente en las opiniones, y el compromiso de ést@ con el uso de herramientas digitales (las nuestras) como creemos que deberían hacer l@s profesionales sanitarios del siglo XXI. No valoramos praxis porque no es nuestro papel.

    • Gracias por tus palabras Frederic. La idea del post va en un sentido de crítica consturctiva hacia la pasividad de muchos profesionales sanitarios en cuanto a las herramientas digitales como medio de difusión de la salud en la red. No pretende ser más que una “llamada a la acción” para que todo el mundo aporte su granito de arena y así el paciente encuentre información, veraz y con criterios de evidencia científica cando realice búsquedas relacionadas con su salud en internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *