Proud to be Spanish, Proud to be a Physio… El orgullo de pertenencia en fisioterapia

El pasado lunes celebrábamos el Día de la Hispanidad. Un día en el que no solo se celebra la fiesta nacional dentro de nuestro país, sino que se celebran actos en conmemoración del mismo en todas las embajadas que nuestro país tiene a lo largo y ancho del mundo. Como todos los años se realizan actos institucionales, se celebran las fiestas patronales en Zaragoza (en honor a la Virgen del Pilar) y algún que otro idiota dice tonterías en voz alta (con la falta de credibilidad y el perjuicio a su marca personal que esas declaraciones llevan consigo…)

Por unas u otras razones, en nuestro querido país no está demasiado bien visto lo de sentirse patriótico e incluso hay a quien se le recrimina cierta tendencia política por el hecho de sacar la bandera española a la calle. Hemos tenido que esperar a que la mejor generación del deporte español empezase a ganar títulos por todo el mundo para que la gente pudiera colgar banderas en los balcones sin necesidad de connotaciones políticas; o para que nos empezásemos a a pasar Memes a través del Whatsapp con la patriótica frase de “Soy Español ¿a qué quieres que te gane?”…

Afortunadamente eso no ha sido siempre así, como deja patente la famosa frase de Felipe II “En mi reino nunca se pone el sol” (en ese sentido os aconsejo que leáis la Novela de Rafael Rico sobre las aventuras de los tercios de Flandes en el siglo XVI, muy entretenida). Puede que con esto del estado de las autonomías hayamos olvidado nuestra esencia ¿será verdad eso de la España invertebrada que nos contaba Ortega y Gasset?, no se… son solo algunosde los pensamientos que se me pasan por  la cabeza.

Una de las cosas que más me ha llamado la atención de mis viajes a Estamos Unidos ha sido siempre el brutal patriotismo que procesan todos. El estadounidense podrá ser demócrata o republicano, granjero o bróker, deportista de músculos esculpidos o un regordete zampaburgers… pero por encima de todo es “Americano”. Se siente orgulloso de serlo y para él no hay nada mejor en el mundo que ser americano… Pues eso, querido amigos, es lo que en el campo de los recursos humanos se denomina “orgullo de pertenencia”.

Como dice Borja Periáñez “El orgullo o sentimiento de pertenencia a un grupo es vital para el buen funcionamiento del mismo” La sensación de afinidad con un grupo, de verte reflejado en esos valores, en esa cultura, es una pieza clave a la hora de querer pertenecer al mismo y a la hora también de darle valor al mismo (un grupo está tan cohesionado y es tan fuerte como grande sea el orgullo de pertenencia que genera).

Si me llevo todos estos pensamientos al campo de la fisioterapia la cosa quedaría de la siguiente manera: Al igual que los Estados Unidos como nación, la fisioterapia es una profesión joven con mucha energía, con muchas cosas aún por descubrir y con un extraordinario potencial por explotar, pero a diferencia de aquellos, que se unen en torno a su nación, nosotros (los fisios) nos empecinamos muchas veces en crear divisiones (que pueden ser necesarias, no digo que no) pero olvidándonos la mayoría de las veces de lo que nos une, de nuestra raíz común, la fisioterapia.

Todos aquellos que dicen ser Osteópatas, RPGistas, Fascialeros, Bobatheros, Maitlaneros… antes que fisioterapeutas, flaco favor le hacen a su profesión, pues ver nuestra profesión desde esta óptica no hace más que debilitarnos como colectivo. Aceptemos que la fisioterapia es rica en contenidos y abordajes (como rica en paisajes, sabores, idiomas y colores es la España de las autonomías) pero que es mucho más lo que nos une que lo que nos divide. ¡Ojo! Sentir que la fisioterapia es rica en contenidos y abordajes no significa que todo vale (el camino de la evidencia científica y la práctica clínica basada o tendente a la evidencia ha de ser nuestra hoja de ruta sin lugar a dudas). Sintamos el orgullo de pertenencia a esta profesión tan maravillosa que es la fisioterapia. ¡sintámonos orgullosos de ser fisioterapeutas!

Si a estos pensamientos le unimos el tema nacional os diré que fuera de España nos tienen en muy alta estima profesional, mucha más de lo que nosotros mismos pensamos, como ya quedó patente en la entrevista que le hice a Estefanía Rodriguez, Fisioterapeuta de la Selección española de balonmano, hace algunos meses para la revista del @Colfisio.

El orgullo de pertenencia además es un concepto solidario. Sentirte parte del grupo significa que te vas a preocupar por todo aquello que pueda dañar al mismo y pondrás interés en solucionar aquellos fallos que detectes dentro de la organización, pues la sientes como tuya

El orgullo de pertenencia es la derivada de otro concepto importante “la imagen de marca” es decir, haber hecho un buen trabajo de imagen de marca traerá consigo un aumento del orgullo de pertenencia del colectivo. ¿y qué es la imagen de marca? Os estaréis preguntando muchos; tranquilos que de eso hablaremos en uno de los próximo post que tengo en mente…

Después de todo lo que os he contado sobre el orgullo de pertenecía no puedo terminar de otra manera que diciendo:

¡Me siento orgulloso de ser español y más aun de ser fisioterapeuta! ¡fisioterapeuta español!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *