Sangre Hirviendo (o la vida en la UCI) – Shake Your Bones

Siempre he dicho que uno de los sitios donde me encuentro más a gusto trabajando después de la sala de fisioterapia de mi hospital es en la UCI. ¿Por qué? Pues principalmente porque hay un equipo humano maravilloso, porque se respira siempre un buen ambiente de trabajo (pese a lo complejidad de esa unidad con pacientes muy graves) y porque eso se contagia a todos los que como yo, vamos por allí “de paso”.

Por esa razón hoy quiero meter mi blog durante un rato en UCI de mi hospital, Continue reading

Maldita nueva moda en la fisioterapia

Aunque hoy vamos a hablar de moda tranquilos, que esto sigue siendo un blog de marketing en salud y no nos hemos metido al tema del fashion blogging ni os vamos a sugerir ninguna prenda de ropa para la próxima temporada…

Recuerdo que hace un montón de años, cuando yo era un crío (debía de rondar los 8 o 10 años) mi padre me compró una nueva raqueta para mis clases de tenis, ya que se me había quedado pequeña que usaba hasta entonces. Cuando al llegar a casa me la entregó y la abrí, vi que era morada y rosa fosforescente. Continue reading

Burnout – Shake your bones

 

Cuando me hacen la típica pregunta de… ¿Cómo te va por el hospital? Yo suelo responder medio en serio medio en broma con un “pues ya ves, cada vez trabajando más y cobrando menos” a lo que suelo añadir “Y llorando con un solo ojo, que por lo menos tengo trabajo”.

Desde que en Mayo de 2010 el ejecutivo de Jose Luis Rodriguez Zapatero anunciara la primera bajada de sueldos que sufrimos los trabajadores de la función pública, se han venido sucediendo una serie de recortes salariales (llegados tanto de la administración central como de la autonómica y tanto por el lado del PSOE como del PP) que en el caso de los trabajadores de mi hospital ha supuesto una importante pérdida de poder adquisitivo, un aumento de horas de trabajo (o una disminución de las vacaciones, llámelo usted como quiera… el caso es que para poder tener las mismas vacaciones de siempre ahora tengo que hacer de forma “gratuita” del orden de 7 a 10 turnos extras al año) y un importante aumento de la presión asistencial.

Si a eso le sumamos que estas nuevas condiciones se están aplicando de manera desigual en distintas administraciones (hay sectores de la función pública en los que permiten trabajar ½ hora más al día, pero en mi caso concreto nos obligan a “devolver horas” en turnos completos) la cosa no pinta mucho mejor. Por no decir que no quiero entrar a valorar el tipo de contratación que se está llevando a cabo con el personal interino (por lo menos en el caso de la sanidad en Andalucía), porque eso ya es de juzgado de guardia… Continue reading